.

 

EPIGRAMAS

INTRODUCCIÓN
EPIGRAMAS




 

 


INTRODUCCIÓN

 

Entre las inscripciones antiguas procedentes de la isla de Creta, que podemos datar entre el s. VII a.C. y aproximadamente el s. VI d.C, y que en su mayor parte conocemos por la excelente edición que M. Guarducci realizó entre 1935 y 1950 de todo el material epigráfico cretense conocido hasta entonces, se encuentra un gran número de inscripciones redactadas en verso. Las más antiguas de ellas no se remontan más allá del s. IV a.C. y las más recientes no pasan de principios del s.V d.C. En total, para este período de tiempo de casi ocho siglos disponemos actualmente de 95 epígrafes cretenses en verso. La mayoría pertenece a la época helenística, esto es, al período comprendido entre el s. IV y el s. I a.C., 60 inscripciones, conservadas íntegras o en un estado más o menos fragmentario. El resto de los textos, en número de 35, data de la época imperial, que iría desde el s. I al s. V de nuestra era.

Las inscripciones métricas de Creta de época helenística, conocidas hasta ahora, se encuentran recogidas, en su mayor parte, en el corpus de inscripciones cretenses de M. Guarducci  (49 títulos) y, en menor número, en el Supplementum Epigraphicum Graecum para las inscripciones publicadas con posterioridad a la edición de Guarducci (11 títulos). De estas inscripciones métricas 43 están compuestas en dísticos elegíacos, 8 presentan otro tipo de composición métrica y 9 son de composición incierta debido al estado fragmentario de los textos.

En los poemas epigráficos en dísticos aparecen dos clases de inscripciones: a) las sepulcrales, que constituyen el grupo más numeroso (35 títulos), y b) las votivas, documentadas en menor número (8 títulos), dedicadas a divinidades (Gortina 243 y 244, Lato 7 y 24, Lebena 21, Mala 5, Olunte 9 y SEG 28, 1978, 750). En los epigramas sepulcrales nos encontramos con epitafios relativos a hombres (Arcades 40, Cnoso 34, Axo 49, Pecilasion 2, Polirrenia 22, Lato SEG 58, 1989, 1, Inscr. Proc. Incierta SEG 28, 1978, N. 759, Hierapitna SEG 39, 1989, 967), a muchachos (Cnoso 33, Lato 48, Rauco 2, Axo 52, Polirrenia 20, Hierapitna 50, Itano 36, 37, 38 y 39, Cidonia SEG 28, 1978, N. 747), a mujeres (Gortina 372, Cantano 10, Cidonia 19, Hirtacina 3, Lato SEG 32, 1982, N. 896), a muchachas (Arcades 41, Lato 50, Polirrenia SEG 16, 1959, N. 532), a niños (Lato SEG 58, 1989, 2), y otros de atribución incierta debido al estado fragmentario de los epígrafes (Lato 49 y 51, Polirrenia 21, Itano 40, 41, 42 y 43).

Respecto a la situación actual de todo este material epigráfico, conviene señalar que los epigramas publicados con posterioridad a ICret. se han conservado bien en su totalidad, mientras que de los textos incluidos en ICret. no pocos de ellos se encuentran actualmente en paradero desconocido, algunos perdidos ya en la propia época de Guarducci y otros desaparecidos posteriormente. Por el contrario, en otros casos inscripciones que no habían podido ser estudiadas por Guarducci o que se daban por perdidas las hemos podido localizar actualmente. Tampoco faltan epigramas que fueron estudiados por Guarducci  y que posteriormente se encontraban en paradero desconocido, los cuales han sido localizados por nosotros tras una investigación en el lugar.

La finalidad de estas incripciones en verso llamadas «literarias», si así pueden ser consideradas teniendo en cuenta que existe tradición literaria, responde al deseo de conmemorar con cierta solemnidad, de la que carecen generalmente las inscripciones más sumarias y lacónicas en prosa, determinadas circunstancias importantes en la vida como la muerte de una persona en el caso de los epigramas funerarios  o la dedicatoria de un objeto a una divinidada en el caso de los epigramas votivos.

En el género literario menor que analizamos, si así se puede denominar al género epigramático, nos encontramos ante composiciones epigráficas, sepulcrales o dedicatorias, generalmente breves, en las que sus anónimos autores, poetas por encargo para la ocasión y a menudo de no mucho talento, se esfuerzan por imitar la fraseología y el estilo del epos homérico y de la poesía posthomérica con el fin de enaltecer y de dotar con ese toque de perennidad que sólo la poesía proporciona diferentes circunstancias de la vida, como son la memoria del ser querido fallecido o la piedad personal del que hace una ofrenda a un dios. Por consiguiente, resulta completamente normal que los epigramistas recurran con frecuencia al empleo de términos propios de la lengua poética. Se trata en su mayor parte de vocablos atestiguados ya en los poemas homéricos y usados después en poesía por imitación a Hornero.

Nuestros epigramas están redactados en una lengua poética convencional que poco tiene que ver con el dialecto usual cretense. En general, la lengua de estos epígrafes en verso presenta en mayor o menor grado una mezcla de diversas formas idiomáticas en lo fonético y morfológico: rasgos homérico-épicos, formas del dórico común, en alguna ocasión elementos dialectales cretenses, y a veces formas de la koiné helenística. Según sea el matiz dialectal dominante en cada caso, los textos se pueden agrupar en cuatro modalidades de lengua: el dórico común, que representa el grupo más numeroso en el que encontramos un colorido dialectal dórico dominante mezclado, a su vez, con rasgos poéticos; el dórico con rasgos cretenses, atestiguado en algunas inscripciones; el dialecto homérico-épico, ampliamente documentado; y la koiné, empleada en algunos títulos.

Citaremos a continuación a título ilustrativo algunos de estos epigramas cretenses de época helenística con la transcripción de los textos y su traducción al español.

 

 


EPIGRAMAS

Inscripción no. 1

Guarducci, ICret.II.XXIII, pp.253s N.20.

Bloque de mármol blanco partido por el centro en dos partes, hallado en Polirrenia. Por el tipo de letra se puede fechar en el s. II a.C. Copió De Sanctis. Revisaron Oliverio y Guarducci. He revisado también yo.

Parte izquierda
Parte derecha

Traducción:

"De la Corporación juvenil al Aqueronte de llanto sin fin lleno de gloria te | arrebató funesta Moira, Adrasto. | Y tu madre Polimeda no un canto de boda de sus labios | entonó permaneciendo delante del tálamo nupcial, | sino que en lugar del matrimonio un lúgubre canto de lamentos cantó, | afligida en su corazón por un inmenso dolor. | Y tras construir esta tumba de mármol de Paros | junto con tu padre Arquino, a tu cuerpo rindió los últimos honores".

Inscripción no. 2

Guarducci, ICret.II.XXIII, pp.253s N.22.

Gran bloque rectangular de piedra gris hallado en Polirrenia en el lugar llamado Chárakas, en la necrópolis oeste de la antigua ciudad. Por el tipo de letra se puede fechar en el s. I a.C. Copiaron Halbherr, De Sanctis. Revisó Oliverio. Revisé también yo.

Inscripción no. 2

Inscripción no. 2. Detalle

A

"Teagénidas hijo de Pasínoo".


B

"Etimia hija de Pito".


C

"Soporté como un héroe incluso las penalidades de la guerra, | todo lo que me tocó sufrir, el arduo esfuerzo de la lanza, | además obtuve la irreprochable fama de mis antepasados guerreros, | y alcanzé la gloria de tener una sabia prudencia en mayor grado que los demás. | Por ello conseguí en mi patria de parte de mis conciudadanos una grata | reputación, yo, Teagénidas, el hijo de Pasínoo, oh extranjero. | Y si la subterránea morada de Lete, que se complace en el llanto, me ha acogido, nada importa, | pues la fama de mi virtud llega hasta los confines del cielo".

Inscripción no. 3

S. Alexiou, Kretiká Chroniká X, 1956, 237-240 (= SEG 16, 1959, 532, con lecturas de W. Peek).

Estela sepulcral que se encontró casualmente en Polirrenia en marzo de 1955 por Yorgos Emm. Charalambakis y Yorgos Ant. Schoinoplokakis en un terreno propiedad del primero, en el lugar llamado Langós, el cual pertenece al cementerio este de la antigua necrópolis. He revisado.


Estela funeraria

Inscripción 3.A

Inscripción 3.B

A

"Tiro hija de Sosámenos, Sosámeno hijo de Teno".

B

"Se cortó entonces Virtud sus bucles, y toda Creta | se lamentó atormentada por el luctuoso duelo,| cuando a la excelente en todo el envidioso Hades arrebató,| a Tiro hija del muy ilustre Sosámeno.| Y entre tristes gemido a su querida hija la infortunada | Pisis con sus desdichadas manos embelleció.| Pues nunca más entre los vivos, lo sé, nunca más joven semejante| en belleza y prudencia el sol contemplará".

Inscripción no. 4

SEG 39, 1989 [1992], N.972. Ed. pr. M.W. Baldwin Bowsky, "Epigrams to an Elder Statesman and a Young Noble from Lato pros Kamara (Crete)", Hesperia 58, 1989, pp.118-123. Revisado por K.J. Rigsby, "Two Cretan Epitaphs", ZPE 83, 1990, pp.237-239, por E. Voutiras, "A funerary epigram from Latos in Crete", Hesperia 59, 1990, pp.669-673, y A. Martínez Fernández, "Un epigrama funerario de Creta", Homenaje al Prof. S. Lasso de la Vega, Madrid 1998, pp.243-247. Lato, fines del s.II a.C. (posterior al 116-115 a.C.). He revisado.


Inscripción no. 4
El texto del epigrama, de acuerdo con la lectura que proponemos, dice así:

"Cletónimo, hijo de Mnastocles, adiós.
Si Lindos crió a Cleobulo y el país de los Sisífidas a Periandro, excelentes modelos de los siete sabios, no importa. Pues también Lato produjo al octavo sabio, que aquí contemplas, el señor de la historia, ciencia al alcance de cualquier comprensión, un firme defensor de las leyes, Cletónimo el hijo digno de alabanza de Mnastocles, al que todo el pueblo lloró. Pues no completó su vida con la vejez, sino que, cuando brillaba como una estrella, se apagó por la arbitrariedad del Destino, mientras protegía a su patria con sus consejos. Por un acto de la favorable providencia divina las columnas de la buena reputación sostuvieron su casa. Pues dejó tres hijos suyos. Y la Virtud proclamará los honores de este hombre aun en las moradas de Hades."

Inscripción no. 5

ICret.I, XVI, 48, y SEG 28, 1978, 749 y 37, 1987, 751.

Un nuevo fragmento (Bloque B) de la inscripción que nos ocupa se encuentra grabado en un gran bloque de caliza dura, color gris oscuro (denominación local, siderópetra), hallado casualmente en 1965 en Agios Nicolaos, en un terreno sito en el lugar denominado "Timios Stavrós" y propiedad de G.E. Pángalos, quien cedió la inscripción al Museo Arqueológico de Agios Nicolaos (Nš inv. 4040). El cotejo de este fragmento con otro de una inscripción conservada en el Museo Arqueológico de Iraklion (Nš inv. 89), realizado por Peek y Effenterre en estudios coincidentes en el tiempo pero independientes entre sí, ha permitido comprobar que se trata realmente de las dos partes de una misma inscripción. La piedra del Museo de Iraklion (Bloque A), descubierta a principios de siglo en Agios Nicolaos igualmente de forma casual y enviada al Museo de Iraklion por el estudioso Manusos Singuelakis, fue publicada por primera vez por Stéfanos Xanzudidis, y después por D. Levi y por Guarducci en su corpus donde se incorporan algunos suplementos propuestos por W. Peek, y recientemente de nuevo por W. Peek, que intenta suplir sin éxito el texto de la inscripción basándose sólo en la parte de Iraklion. He revisado.


ICret.I, XVI, 48 (bloque A)


SEG 28, 749 (bloque B)

SEG 28, 749 (bloque B). Detalle
El texto completo de este epigrama, según la lectura y las restituciones que proponemos, quedaría así:

"Ecmeo, hijo de Cletónimo, adiós.
Innumerables veces aguantaste a pie firme con destreza, cuando la fuerza de los brazos llegó a su momento culminante, oh excelente Ecmeo, frente a los soldados que combaten cuerpo a cuerpo. Permaneciste firme con ánimo intrépido frente a la fuerza impetuosa de los enemigos, amando los días que con libertad se viven, y en defensa de tu patria expusiste en gran medida tu vida en los combates de la guerra, oh muchacho hijo de padres valerosos con la lanza. Tu padre Cletónimo y los conciudadanos un monumento aquí te han erigido, pues fuiste el orgullo de tu patria Lato. Aquí yace también ahora, tras tu muerte, tu cuerpo bajo tierra, pero el recuerdo de tu virtud será imperecedero."

© Fotografías: Ángel Martínez